Páginas

lunes, 11 de julio de 2016

Document your life | Junio 2016

Un poco tarde, a pesar de que el video lo tengo listo desde el día uno pero aquí el Document your Life de Junio.
Sí, lo sé... da la ligera sensación que mis entradas se van a dividir entre "Favoritos del mes" y "Document your life" y quiero decir que ¡no! habrá más variedad, lo prometo... pero el calor me embota el cerebro, el cuerpo y las ganas de vivir... además tengo la excusa de que mis energías las estoy concentrando mayormente en la creación de mi propia página web #hype (juju)




domingo, 3 de julio de 2016

Favoritos de Abril, Mayo y Junio

Si, a cada entrada de favoritos le añado un mes más... dentro de poco haré los favoritos de 6 meses en una sola entrada... pero estoy orgullosa -conociéndome- de al menos seguir haciéndolos porque la Elena de hace un par de años habría dicho... bah, ya ha pasado abril y mayo y en Junio no estoy teniendo mucho tiempo para hacerlo así que no lo hago.

Lo importante es, si te gusta, ser constante y si no puedes serlo, al menos hacerlo y ésta es una sección que me encanta (ya sabéis cómo estoy ultimamente con los recuerdos... en unos días subiré el Document Your Life de Junio)

Así que vamos allá.


1- Las lluvias de Abril. Recuerdo que estuvo lloviendo mucho durante al menos una semana. Y a mí la lluvia me encanta, sobretodo porque sabñia que cuando pasaran esas lluvias vendría el calor, la alergia (este año lo he pasado especialmente mal, de hecho me sigo medicando a día de hoy) y por eso cada día lluvioso me gustaba más que el anterior (y el coche se me lavó bastante, todo hay que decirlo).

2- Aceite desmaquillante - 24K Gold Progress: Creo que fue cotilleando el blog de Marta; Belleza bajo lupa cuando descubrí esta maravilla low cost. Es de la marca Deliplus, Mercadona power, y como Marta dijo en su momento: ha sido todo un descubrimiento
Yo siempre he sido un desastre con esto del maquillaje, hasta hace bien poco usaba toallitas desmaquillantes ganándome miradas de desaprobación de mi amiga Carolina que me recomendaba que las dejase que eran lo peor a la hora de desmaquillarte. 
Después me pasé al agua micelar de Deliplus pero no era un desmaquillante propiamente dicho y solía dejarme manchurrones de la máscara de pestañas o del eyeliner pero tampoco me importaba demasiado (soy un poquitín desastre) y hace unos meses leí sobre este aceite en el blog de Marta decidí probarlo y es una pasada. Para empezar aunque sea ACEITE desmaquillante no te deja la piel grasa ni con textura aceitosa (yo tengo la piel muy grasa y huyo veloz de ese tipo de productos) y te quita el maquillaje en una pasada, luego me paso un algodón con el agua micelar, un poco de crema y perfecto. 

3- Iluminador Feeling Younger de Lush: en una de mis habituales visitas decidí hacerme con él. Es un iluminador en crema que recomiendan mezclar con tu hidratante o tu base de maquillaje pero yo me he ceñido a su papel estricto de iluminador, lo aplico en la zona alta de los pómulos, a veces en el arco de la ceja, en el lagrimal y en el... ¿entrelabio? No tengo demasiado vocabulario de gurú de maquillaje, sorry: en el labio superior justo debajo de la nariz, en el contorno. Tiene un color blanco con reflejos dorados que tiran a cobre dejando un brillo en la piel muy natural, para nada de color blanco y con muy poquita cantidad. 
¿Lo malo? Su fecha de caducidad: un año y contiene tanta cantidad (20 gr, no parece nada pero ojito que cunde mucho) que dudo que pueda gastarlo, así que me lo planto en la cara casi todos los días.

4- Guacamole casero: no soy para nada cocinillas, en un poco mi asignatura pendiente, prefiero que me alimenten. Pero últimamente me estoy animando un poco a entrar en la cocina así que decidí hacerle a mi familia guacamole (en mi casa hasta entonces no había entrado un aguacate) y fue un éxito rotundo. La pena es que no se puede abusar de los Dippas asi que me contengo un poco. Pero aún así me alegro de haberlo descubierto porque ahora le ponemos aguacate a las ensaladas y están bien ricas.

5- Room Escape Adventures: Encerrados en una habitación con un zombie. Ya os conté toda la experiencia en esta entrada así que corred si no sabéis de que va la cosa pero habéis visto un zombie y os interesa.

6- Thermas de Griñón: Fue el primer chapuzón del año. La madre de M nos invitó a una tarde de relax en las Thermas y fue una experiencia alucinante. A mi me encanta estar en remojo y si encima la temperatura del agua es calentita ya me tienen que sacar a rastras (de hecho me obligaron a hacer el paseo del congelador, esa piscina de agua helada que hay en todos los balnearios y lo pasé fatal). Fueron 3 horas de circuito (incluido tiempo de vestuario asi que si tenéis pensado ir, llevad el bañador puesto para no perder mucho tiempo) y un montón de piscinas y chorros. Fue muy relajante. (Como siempre os animo a visitar webs de cupones descuento que siempre se encuentra algo para ir con precio reducido).

7- Eurovisión: No he sido muy entusiasta del festival pero el año pasado la novia del hermano de M nos transmitió un poco de fenómeno fan y nos reunimos los 4 a verlo con cervezas, nachos con queso y una tabla para hacer nuestra propia puntuación de las actuaciones y nos lo pasamos genial asi que este año hemos repetido añadiendo mi guacamoles casero (ou yeah), empanadas y la sorpresa del Televoto que tiene el máximo poder.

8- Mi 25 aniversario, como las grandes empresas. Fue a principios de Mayo y a pesar de que esta llegando el momento en el que no me entusiasma cumplir años las personas que te rodean te lo hacen un poco más llevadero. Mucha comida rica, muchos regalos geniales (las acuarelas con las que está pintada la ilustración fueron uno de los regalo ¡por fin unas acuarelas buenas!) y gente que te dedica un pedacito de su día.

9- Curso Wordpress online de Aula CM: Gracias a mis jefes he podido realizar este curso que me ha encantado, he aprendido a manejar Wordpress y.. ¡me estoy haciendo mi propia página web! No sé cuando la tendré lista pero sin duda me pasaré por aqui para anunciarlo y que me deis vuestra opinión. Los profesores han sido muy majos y estaban 100% disponibles si tenías cualquier duda, junto con un montón de material en videotutoriales... 

10- Exposición Animalista: Os hablé de ella en esta entrada y ya sabéis que me encantó así que se merecía un sitio en mis favoritos.

11- Maratón Jurassic Park: Mi amiga Laura no había visto ninguna de estas películas de las que soy mega fan, así una vez terminados sus exámenes la invite a una pijama party en mi casa para vernos la I, II y IV (la III es basuraaaa, buuuuh) una detrás de otra, con unas cuantas cocacolas, una cena que al final no fue pizza y una charla sobre Anatomia de Grey -entre otras cosas- a las 4 de la mañana en mi habitación. De esas noches de cuando eras una cría que recuerdas con cariño pero que ahora parecen imposibles. 

12- En el mes de Mayo fue cuando decidí hacer mi primer Document your Life y en Junio he vuelto a hacerlo y ha sido genial pasar el rato grabando, editando, aprendiendo a usar Adobe Premier (y apenas sacarle partido, lo sé). 
Por otro lado también mi ratón a echado humo porque he ayudado a mi amiga Belén a poner bien bonito su Trabajo Final de Máster y fue una verdadera carrera a contrarreloj con buen resultado. Ella feliz por terminarlo por fin y dormir como una marmota después de unas 48 horas sin hacerlo y yo por haber podido ayudarle un poquito. (¡La raya!)

13- The North Remembers: Juego de Tronos. Sexta temporada. No habría que decir nada más pero tengo que añadir que me ha parecido muy buena, con dos o tres capítulos un poco flojos, de los que yo llamo "De transición" pero con dos episodios finales épicos. Todos recordaremos la Batalla de los Bastardos durante bastante tiempo. Deseando que llegue la siguiente temporada (¡un año queda, por Dios!) aunque solo quedan dos hasta el final definitivo de la serie y eso no quiero que llegue nunca.


domingo, 5 de junio de 2016

Document your life | Mayo 2016

Hace unas semanas, limpiando de archivos mi antiguo portátil me topé con un video que hice en el verano de 2014. Ese año descubrí el proyecto "Document your life" creado por Lauren Hannah que consistía, como bien dice el título en documentar tu día a día y recopilarlo en vídeos mensuales. Así que después de pasar unas cuantas horas saltando de vídeo en vídeo subido por desconocidos, aquel verano decidí hacerlo y cómo ya sabéis de mi constancia con todo, monté un único vídeo y no hice más. No sé si consideraba mi vida poco interesante y simplemente encontré otras actividades más prioritarias pero ahí quedó olvidado.

Cuando lo volví a ver me pareció taaaaan genial que me llenó de ganas de ponerme con ello de nuevo. No porque el vídeo estuviera genial grabado, tuviera unos efectos maravillosos, unas transiciones de película y una imagen nítida. Para nada, mi pulso es penoso, monté secuencias demasiado largas y algunas de ellas desenfocadas.

Pero eran recuerdos.

Recuerdos de todo un verano resumido en 4 minutos. Es algo maravilloso y más para una urraca como yo que voy guardando cada cosita que tenga un mínimo significado. De ése verano hay muchas fotos (que vi después del vídeo) pero no es lo mismo. Creo que el dinamismo del vídeo, ver las imagenes en movimiento tiene un nosequéquequéséyo que me encanta.

Así que como estábamos a primeros de mes ni lo pensé y durante todo mayo me dediqué a grabar (cuando me acordaba... se me olvidó pedirle a alguien que me grabara soplando la velas, por ejemplo) cada detallito o detallazo de mi día a día. Y aquí os traigo el resultado: todo grabado con el móvil y montado con el editor preinstalado en el ordenador... muy profesional todo como podéis ver, pero con la certeza que cuando esto lo vea dentro de unos meses o unos años, sé que me hará muchíiiiisima ilusión.

domingo, 29 de mayo de 2016

Exposición "Animalista" | Madrid Capital Animal 2016

Ayer visité con M la exposición "Animalista" organizada por Capital Animal en La Casa Encendida.  


Por Instagram (¡bendito Instagram!) había visto los carteles del evento "Madrid Capital Animal 2016" que han organizado para los meses Abril/Mayo/Junio. Este evento pretende generar un debate y plantear una reflexión entre todos aquellos que se pasen por cualquiera de sus actividades que van desde exposiciones, cine, conferencias, música, poesía y gastronomía. 

Nosotros comenzamos por, como dicen en su folleto, la base y el epicentro del Festival Animalista: la exposición situada en La Casa Encendida.

Consta de tres salas o fases:

1| REPRESENTACIÓN: Nos muestra la fascinación que nos hacen sentir los animales mediante una serie de ilustraciones, fotografías y cuadros de diferentes artistas.
2| VIOLENCIAS: Abordan sin tapujos el maltrato y la violencia a la que sometemos a muchísimos animales a través de fotografías, ilustraciones y videos realmente duros que nos muestran la realidad de los circos, de festejos taurinos en España, de los zoos, de laboratorios de experimentación y, por supuesto, de los mataderos. 
3| RESPUESTAS: La tercera sala sigue siendo muy visual y plantea diferentes alternativas los problemas mostrados en la segunda.


La exposición sin duda alguna consigue que, si estás mínimamente interesado en el tema, reflexiones sobre ello de la manera que todos deberíamos hacer. No deja indiferente a nadie que quiera abrir los ojos y ver los que hay realmente detrás de tu pintalabios, una tarde de entretenimiento en el zoo o el circo y, el más controvertido, el filete de tu plato.

Mientras estuve en la segunda sala plantada frente a las proyecciones que diferentes activistas y organizaciones habían grabado para enseñar la verdad de los mataderos, observé que muchas -la mayoría- personas que pasaban a esa sala no permanecían en ella ni dos minutos y no miraban la proyección ni 10 segundos, todos se daban la vuelta y observaban las viñetas o ilustraciones que dejaban más a la imaginación y menos a la realidad. 
Me pareció curioso. Y triste también. 
Porque en el fondo la gente no quiere ni plantearse cómo ha llegado esa hamburguesa a su plato o esas chuletitas de cordero. Nos insensibilizan contra esa violencia, es lo normal, "es necesario, ¿qué comeríamos si no? Los humanos tenemos que comer." Es lo que escucho cada vez que hablo del tema con mis padres sin ir más lejos. De hecho el comentario de mi madre cuando le conté la experiencia fue "hija, que masoquista eres, mira que ir allí para sufrir" 
Claro. 
Es mucho más fácil fingir que todo eso no pasa: que los animales que crían para comer viven en buenas condiciones, los matan rápido y con el menor sufrimiento posible, que es necesario probar todos los champús con animales para que no nos escuezan los ojos, que los zoos son necesarios porque si no a ver qué hacemos ahora con esos animales que se han criado en cautividad o que un oso baila con un hulahop y da palmas mediante refuerzo positivo. 
Claro que así vivimos más felices. 
Afortunadamente en el ámbito de la tauromaquia cada vez son más personas las que lo rechazan, algo es algo.


Siempre me han gustado los animales pero confieso que este tema no empezó a inquietarme hasta hace dos o tres años y desde entonces no he parado de leer, ver e investigar sobre ello (como ejemplo diré que me encantaba ir al zoo y de verdad no me planteaba que ese león no fuera "feliz" en esos pocos metros cuadrados). Ahora soy mucho más consciente del maltrato animal en muchos ámbitos e intento crear conciencia en los que me rodean. 


Aún así, no soy vegetariana. Me planteo serlo, pero no lo soy. Creo que es algo que necesita mucha fuerza de voluntad y el apoyo de las personas que te rodean, o al menos de las más cercanas. 

Vivo en casa de mis padres - que no entienden las inquietudes que plantea en mí todo este tema - y aún no sé lo suficiente del mundo del vegetarianismo como para lanzarme a la piscina. 
Soy una persona un poco cuadriculada que necesita tenerlo todo bajo control y sé que si me lo propongo sin tener todos los cabos atados lo dejaré a medias. 

Acabaré consiguiéndolo porque cada vez son más las alternativas a la carne totalmente vegetales (que requieren una independencia económica que no tengo), porque cada vez son más las veces que cuando me encuentro frente a un trozo de carne pienso en el animal que era antes de convertirse en lo que tengo en mi plato y porque me considero una hipócrita cuando hablo de que se debería abolir la tauromaquia y los espectáculos con animales,  que la gente no debería comprar cachorritos en las tiendas e insisto a todo el mundo que adopte en perreras y protectoras, cuando me declaro defensora de los animales pero luego me como una chuleta o un huevo frito.







Me encantaría saber qué opináis de toda la parrafada que acabo de soltar y por supuesto si tenéis otro punto de vista lo digáis abiertamente (siempre desde el respeto).

¡Nos leemos!

Pd. ¡Os recomiendo encarecidamente que os paséis por la exposición o por cualquiera de las actividades que oferta el Festival!

viernes, 29 de abril de 2016

Favoritos de Febrero y Marzo

Y si me apuras casi de Abril.
Hoy vengo con mi lista de favoritos de dos meses porque Febrero pasó antes de que me diera cuenta y Marzo... también. La lista la tenía hecha pero estoy aprendiendo a disfrutar de los momentos en los que me siento a dibujar, quiero practicar y practicar y practicar e ilustrar mis favoritos me parece una buena forma de hacerlo.



1. Segovia. M y yo nos fuimos a finales de Febrero para celebrar nuestro aniversario (que fue en noviembre pero por temas de reservas en el hotel tuvo que retrasarse muuuuucho). Después del primero acordamos no comernos la cabeza con regalos y regalarnos algún viaje a cualquier sitio -que nuestra economía pueda permitirse-. Este año ha tocado Segovia (yo no lo conocía) y fue genial. Como ciudad me pareció que tenía muchísimo encanto y si a eso le añadimos que fue un fin de semana en el que NEVÓ MUCHO pues ya lo remato. Fue espectacular, no paró de llover y nevar pero creo que ha sido uno de los viajes que más he disfrutado en mi vida.

2. Suele ser difícil que mi grupo de amigas podamos coincidir un día para reunirnos todas porque tenemos unas vidas muy ocupadas y las agendas apretadas entre exámenes, trabajos, novios, otros círculos de amigos... por eso atesoro los momentos que podemos reunirnos aunque sea una vez cada mil años. En esta ocasión nos faltó una, pero fue genial volver a reunirnos y si encima es en torno a una mesa llena de comida pues aún mejor.

3. Cabaret y Les Luthiers. Marzo fue el mes de los espectáculos sin duda.
La madre de M nos regaló por Reyes dos entradas para ir a ver el musical Cabaret y salí de allí encantada, los bailes, las luces, los trajes, las canciones, Edu Soto... ¡Nos encantó! Yo tengo que poner como pega la actuación de la protagonista, Cristina Castaño, porque me pareció un poco sobreactuada... pero quizá es prejuicio mío, porque esta actriz sale en "La que se avecina" (una serie que me disgusta bastante) y parecía estar actuando para un capítulo. Para mi gusto demasiado exagerada, demasiado chillona, pero yo no tengo ni idea de esto y lo mismo su papel era ser así y yo estoy aquí criticando por nada. 
Las entradas para ir a ver a Les Luthiers se las regalé a M por su cumpleaños. Le encantan y su precio mereció totalmente la pena cuando le di la sorpresa delante del Palacio de los Deportes la misma noche del espectáculo y vi su cara. Les Luthiers como siempre magistrales, nos reímos muchísimo,  echamos de menos Daniel Rabinovich que falleció en agosto de 2015 y aplaudimos hasta tener rojas las palmas de las manos.
(Para los que no conozcan a Les Luthiers, se trata de un grupo de humoristas argentinos que crean espectáculos con canciones e instrumentos inventados por ellos mismos en muchas ocasiones. Os recomiendo estos dos números -el primero de Rabinovich, por cierto- AQUI y AQUI que a mi me encantan.)

4. Beber una cerveza siempre es un buen motivo para que el momento pertenezca a los favoritos del mes, pero estas fueron especiales. Una amiga australiana que hacía un año que no nos veíamos (el mismo tiempo que llevamos conociéndonos, prácticamente)  estuvo en Madrid por unos días así que M y yo nos reunimos con ella y estuvimos tomando some beers and tapas.

5. A pesar de que esta última semana no ha parado de llover y de hacer mal tiempo (cosa que no me disgusta, por cierto) en Marzo pudimos disfrutar de unos días de auténtica primavera y yo los aproveche inaugurando la temporada de paseos por el campo con Kira y Cooper (mis perros) y mi madre. Otro de esos días de solecito y calor M y yo nos fuimos a pasear y me descubrió un parque muy cuco, un mini mini Retiro, con patos incluidos en el lago central. Fue verdaderamente relajante, simplemente pasear y charlar de un montón de chorradas.

6. Bullet Journal. Ha sido el gran descubrimiento de Marzo, de los últimos días de Marzo así que lo he inaugurado en Abril. Lorena me lo descubrió por instagram y no pude resistir mi curiosidad, me pasé buena parte de la tarde leyendo sobre él. Es, básicamente, un método de organización, y yo que soy una friki de la organización y de las libretas y cuadernos monos, pues no pude resistir a coger uno sin estrenar de la estantería y darle uso. AQUÍ os dejo la web oficial del proyecto por si os animáis también a empezar uno a pesar de tener ya una agenda (como me ha pasado a mi)

7. No me atrevía a dibujar una falla, por eso os he dibujado lo que verdaderamente me hizo feliz al llegar a Valencia a las 8 de la mañana el viernes 18 de Marzo: Desayunar chocolate con buñuelos de calabaza. Lo más delicioso del mundo mundial, sin exagerar. No era la primera vez que estaba en las Fallas (era la segunda jujuju) y esta vez pudimos ver la Cremà y la Nit del Foc. Todo muy espectacular (proporcional a la cantidad de gente que había por metro cuadrado) y bonito. Aunque de lo que tienen que contaminar todas las Fallas de Valencia ardiendo hablaremos otro día...

8. Kodaline. 5 de Marzo. Primer concierto de Kodaline. Por aqui os comenté que le había regalado a mi hermana dos entradas para verles en concierto y no sé quién salió más contenta de las dos. No he parado de escucharles desde entonces y os animo a que les deis una oportunidad porque de verdad son geniales. Su directo fue muy cercano y con la voz del cantante clavadita a las grabaciones de estudio... Ese concierto, al que fui más bien de acompañante, me ha hecho muuuuy fan del grupo.

viernes, 15 de abril de 2016

Atrapado en un cuarto con un zombie | Un plan diferente

Que me encanta el género zombie en todos sus sentidos no es algo que oculte, me encantan todas las películas y libros que traten sobre ello, los videojuegos menos porque suelo ponerme demasiado tensa sólo de pensar que "soy" el personaje y "oigo" gruñidos acercándose. 
Muchas veces me pongo a pensar qué haría si hubiera un Apocalipsis Z, dónde iría, si podría más mi sentido de la supervivencia o el miedo a salir ahí fuera a enfrentarme a los zombies... por eso cuando a M le regalaron por su cumpleaños una entrada doble para intentar escapar de una habitación cerrada "con un zombie" dentro pensé ¡Qué pasada! ¡Va a ser genial! pero pasado un rato ya me empezó a entrar el miedo porque suelo meterme demasiado en el papel.

Para quién esté un poco perdido os comento que últimamente se ha puesto muy de moda las Room Escape que consiste en encerrarte en un sitio con un montón de enigmas y acertijos para resolver en una hora. 
Si pasado ese tiempo no has conseguido la llave, o el código, o lo que sea que te pidan para salir de alli, pierdes. Si se resuelven todos los acertijos antes de que el contador llegue a cero, ganas. 
Ésa es básicamente la mecánica del juego.

Bueno pues a eso, nosotros le añadimos un zombie cuya cadena se va alargando cada 5 min al toque de una alarma. Tranquilidad ante todo.

No sé quién tenía más pinta de zombie enloquecido

Aunque hay muchos en Madrid yo vengo a recomendaros al que fuimos nosotros: Room Escape Adventures. 
Desde el momento que cruzas la puerta y te dan la bienvenida ya te meten en situación. 
La chica que iba a guiarnos por esta aventura fue simpatiquísima sin salirse ni un momento de su papel, haciéndonos soltar risas nerviosas para que nuestros nervios comenzaran a estar a flor de piel mientras se presentaba, nos preguntaba nuestros nombres, si ya habíamos participado en alguna Room Escape, nos ofrecía algo de comer y de beber, nos preguntaba si necesitábamos ir al baño antes de encerrarnos con el Doctor Oxy recientemente convertido en zombie... 

Éramos un grupo de 7 personas pero el máximo son 12 (y el mínimo 5). 
Cinco nos conocíamos y los otros dos eran un chico y una chica que venían juntos y con los que nos compenetramos muy bien que era mi gran temor porque si no te comunicas con todos los que están ahí dentro tened por seguro que no vais a conseguir salir, hay que compartir la información en todo momento, repartirse tareas sin dejar de contar lo que se va descubriendo... Si no existe esa comunicación, la experiencia puede que no sea tan agradable. 
Lo mejor es ir directamente un grupo grande de amigos, pero si no es posible (como en nuestro caso) intentar llevarse bien con el otro grupo y jugar en equipo (cuando acabamos el juego, los organizadores pensaban que éramos un grupo de siete amigos por lo bien que nos habíamos compenetrado) pero no está de más cruzar los dedos que te puede tocar de todo...

Obviamente no voy a contar mucho de lo que sucede allí dentro porque sería fastidiaros si tenéis intención de ir. Sólo diré que hay muchos enigmas, hay pensar con lógica y un poco de ingenio, si te ven muy perdido "te guían" de alguna forma por el camino correcto y terminas agotado de tanto correr de un lado para otro buscando pistas y huyendo del zombie encadenado.

Nosotros tuvimos una victoria moral porque la pura verdad es que perdimos, por muy poco, pero no logramos salir antes de que el contador llegase a cero y el zombie pudiera llegar a cualquier punto de la habitación para devorarnos (además yo tuve que salirme antes de tiempo por problemas de salud y tengo que decir que fueron muy atentos y amables conmigo cuando pedí que me sacaran de allí). 
A pesar de todo, nos dijeron que lo habíamos hecho muy bien para ser nuestra primera vez en un Room Escape.

La experiencia fue genial, quizá el zombie añade demasiada presión al asunto y se disfrute más una Room Escape solo con tiempo sin nadie que te atosigue, solo una cuenta atrás pero aún así me gustó mucho y os lo recomiendo. 

Consejito de loca por las cosas low cost: Suelen salir ofertas en páginas como LetsBonus, Atrapalo, Groupon...

domingo, 3 de abril de 2016

Reseña Literaria: La chica del tren

Hoy vengo con una reseña literaria debajo del brazo (a ver si me acuerdo de cómo se hacía esto) porque mi última lectura me ha enganchado totalmente (puede que también tuviera que ver que mi Persona Especial ha estado de exámenes y mientras él estudiaba yo... leía, durante horas, página tras página). Pero el orden de los factores no altera el producto y el caso es que me ha encantado.


Nota: Megan Hipwell NO es una niña pero me salió así y me pareció tan mona que no quise volver a dibujarla. #confesionesdeunailustradoraMUYnovata


Si quieres hacer como hice yo y leerte "La chica del tren" sin saber absolutamente nada sobre él, te recomiendo que no sigas leyendo porque, aunque va a ser una reseña con CERO SPOILERS puede que quieras ir a ciegas (de hecho en las solapas del libro ni viene la sinopsis). Para los que quieran un poquitín de info... ¡comenzamos!

"La chica del tren" nos pone en la piel de tres mujeres. Rachel, Megan y Anna aunque podemos decir que la protagonista del libro es Rachel. 
Rachel y su mundo deprimente. 
No os desvelo nada si os digo que Rachel le da al drinking 24/7, para ella cualquier hora es buena para tomarse un gintonic (¡en lata! ¿Puede haber algo más cutre y deprimente?) o un par de botellas de vino. Empezar a leer los capítulos de Rachel me deprimían mucho, me apenaba ver cómo no tenía control alguno sobre su vida y, al principio, sólo quería continuar leyendo para ver si era capaz de salir del pozo.

Rachel vive en Ashbury y todos los días coge el mismo tren que le lleva a Londres y ese tren siempre se para en un mismo punto del recorrido, en principio por un semáforo, pero hay días que llegan a estar parados diez minutos (como la línea C-4 en Méndez Álvaro, antes de llegar a Atocha, vaya) y Rachel, que es mujer de costumbres, siempre se sienta en el mismo vagón y observa por la ventana la idílica vida de Jess y Jason. Sí, nombres inventados por ella porque obviamente solo les conoce de verles todos los días unos minutos a través de la ventanilla mientras ellos hacen vida en el jardín trasero de su preciosa casa (por cierto, dato: la acción tiene lugar en verano, no os penséis que Jess y Jason desayunan todos los días en su jardín en pleno invierno inglés). Su vida a ojos e imaginación de Rachel, parece perfecta, pero todo cambia el día que Rachel en su habitual cotilleo por la ventanilla (muy stalker ella) ve como Jess se está besando con un hombre que no es su marido en su jardín.

Y creo que hasta ahí voy a contar en cuanto a la historia del libro, contar algo más ya sería spoilear un poquito, así que ni siquiera os voy a decir quienes son Megan y Anna ni su papel en el libro.

Pasemos a cuestiones mas objetivas como por ejemplo que el ritmo del libro puede desesperar levemene al principio porque se hace un poco lento: no te enteras muy bien de qué va la cosa, sólo vas y vienes con Rachel en el tren con su gintonics mientras piensa en la vida de los demás pero no te da detalles de la suya, nada más que pequeñas pinceladas mientras tú no paras de preguntarte si estará casa, a dónde va, qué ha pasado con su vida... 
Esto puede ser bueno o malo, a lo mejor hace que no puedas dejar de leer hasta averiguar más cosas, hasta que empiece a pasar algo (porque algo tiene que pasar ¿verdad? ¡Es un libro!) o puede que te aburra y haga que te dé pereza coger el libro y ponerte a leer. 
En mi caso tenía muuuuucho tiempo libre fuera de mi casa con poca cosa que hacer así que no paraba de leer.

Pasando esos primeros capítulos comienza la chicha y es entonces cuando sí o sí no puedes parar de leer porque TIENES que saber si tus conjeturas son ciertas (al menos eso me pasó a mí, puede que simplemente quieras llegar al final por saber... en fin, dije que no iba a hacer spoilers... POR SABERLO TODO) Te mantiene en suspense (y preguntándote constaaaantemente por qué Rachel toma esas malditas decisiones a lo largo de toda la historia, que hasta te dan ganas de meterte en el libro y gritarle un poco) y el final, para mí, es bastante inesperado (puede que sea yo, que no tengo alma de detective) lo cual es genial porque leer un libro en el que calas lo que pasa a los pocos capítulos puede ser satisfactorio en plan um... que buena soy deduciendo, pero termina siendo aburrido para el lector. 

¿Conclusión? No es ni mucho menos el libro del año pero entretiene mucho si te gusta la novela negra con misterios por resolver. 

(Rachel, en realidad no me caes mal, de verdad.)

Entradas Relacionadas

Puede que esto también te interese