Diario de una estudiante en prácticas

He estado ausente estos días. Lo sé. Pero era la recta final de los exámenes de enero y tampoco estaba poco inspirada.
Pero, porfinporfinporfin, he acabado. ¡Adios examenes! ¡Hola vida!
Además el último examen tras esperarme el peor infierno de mi vida fue sumamente fácil, y salí pletórica, con la risa congestionada en mi cara. Un diez al día de ayer, encima por la tarde cine improvisado en mi salón con dos personitas muy importantes para mi (personita 1 y personita 2)

Pero cuando llegó la noche mi estado de ánimo cambio levemente

¿Sabéis de esa sensación de tener ilusión por hacer algo pero al mismo no querer que llegue el momento porque en el fondo tenéis un miedo terrorífico?

Pues más o menos lo que sentí yo cuando miré el reloj a las diez de la noche y fui consciente de que apenas me quedaban unas horas para comenzar las prácticas.

Yo, frente a una clase de pequeños y malvados niños de 3, 4 o 5 años (anoche aun estaba por determinar la edad) Mi imagen mental de la situación se iba por senderos negativos  y aterradores. Imaginaba la peor situación de todas. Imaginaba que durante un mes y medio iba a estar encerrada en una clase con 24 niños similares a los párvulos de La Banda del Patio (serie que muchas recordaréis) 

Cambiar el pelo de T.J. Detweiler por uno un poco más largo y rizado. Ahí me tenéis en mis más turbias visiones


Así que esta mañana después de equivocarme de puerta para entrar al colegio y morirme de vergüenza por ello he visto que mis visiones terroríficas no tenían ninguna razón de ser, ni se asemejaban por asomo a lo que me iba a encontrar.
Una tutora majísima.
Una clase de 24 niños de cuatro años vergonzosos la primera hora e imparables las cuatro horas siguientes.
Unos niños cariñosos, traviesos y muy muy habladores. Unos niños curiosos. Un método de trabajo distinto al tradicional. Una práctica que se aleja muchísimo de la teoría explicada en esas interminables horas de Didáctica General. Unas sesiones de patio de frío congelador. Una sala de profesores llena de bollos, cafés, fruta, zumos, bocadillos e infusiones dándome la bienvenida.
Una emoción enorme cuando unos nueve niños me ha rodeado y me han empezado a tirar de brazos, caderas y piernas para que fuera a sentarme con ellos, para que les contara un cuento. 
Una sonrisa cuando me han entregado varios dibujos que han hecho libremente para mi y otra sonrisa aun más grande cada vez que alguno me llamaba profe.

Y es aquí, en este punto de mi vida de estudiante, cuando me doy cuenta de que esto te tiene que gustar de verdad, que tiene que ser por vocación y que me da igual que mucha gente infravalore la carrera de Magisterio diciendo que lo único que voy a hacer en mi vida es limpiar mocos y hacer collares de macarrones. Porque cuando veo sus caritas atentas a lo que su profe tiene que enseñarles o cuando te abrazan con un cariño infinito pienso que es un trabajo de lo más gratificante. 

Comentarios

  1. Joo que sentimental te has puesto, mujer! xDDD
    Bien, ese cine improvisado estuvo bien, eh? :)

    Y lo demás me has dejado a cuadros a pesar de que me lo has contado en persona jajaja debería haberte grabado, es mucho más gracioso verte haciendo todos los gestos de los peques y lo que decían (hace que aparezca una sonrisa en la cara)

    Y pues anda, a pesar de todos ese miedo se ha esfumado y seguro que tendrás muchisimas mas ganas de ir a clase que las que tengo yo xD Por lo menos te lo pasas bien jaja

    un besillo, eileen!

    ResponderEliminar
  2. Felicidades, mujer!!! Ya verás que va a ser la mejor época de tu vida como estudiante! Yo aún rememoro mis meses de prácticas y me emociono, porque entre que me lo pasé genial, aprendí un montón y me consideraron como una igual...
    Me alegro por ti un montón, guapa ;) ya nos irás contando tus experiencias!!

    ResponderEliminar
  3. Si esque cuando un trabajo te gusta no es un trabajo, es disfrutar dia si, dia tambien. Ademas los niños pequeños son la cosa mas adorable que existe en este mundo x)
    Mirate, tu haciendo ya las practicas y yo ni pajolera idea de que voy a estudiar xD
    Suerte

    ResponderEliminar
  4. Una entrada realmente emotiva, ^^
    Cada dia te superas!

    ResponderEliminar
  5. Ohhh! Aquí la personita 1, que bien me lo pasé ayer! jajaja! a ver cuando repetimos jajaja

    Ya te he dicho, que me alegro sobremanera de que te haya ido tan bien, y hayas estado cómoda, seguro que tienes un mes y medio inolvidable!

    Y cada carrera tiene su miga, no se puede decir que una sea mejor o peor que otra, o más difícil o menos, cada carrera es un mundo, y la vocación de cada persona es otro mundo! :) Así que sigue luchando por lo que quieres, para que pueda llevar en un futuro a mis hijos con la sita Elena! ^^


    Por cierto, I (L) LA BANDA DEL PATIO! *.* jajaja!

    ResponderEliminar
  6. Oh, que bien, ya comienzas las prácticas ^^ Yo empiezo el cuatri que viene... aunque algo bastante muy distintas a las tuyas xDD

    Si la gente quiere infravalorar que infravalore, se tiene que tener mucho aguante y mucha capacidad para dominar a unas bestias pardas de 4 años xD Y mucha imaginación! (mi hermana trabaja en un splai y siempre se está quejando de lo pesados que son, pero luego te viene emocionada a contar lo que está preparando para ellos xDD). Así que ánimo con las prácticas ^^

    ResponderEliminar
  7. Si no hubiera querido ser Periodista, creo que habría trabajado con niños :)

    ¡Sigue contándonos cómo van tus prácticas! ^^

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué lindo final! ^^ Espero que todo vaya así de bien ;)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Yo Lectora (I): "Todas las chicas besan con los ojos cerrados"

Descargable: Una forma de daros la bienvenida (de nuevo)

Atrapado en un cuarto con un zombie | Un plan diferente