Páginas

martes, 8 de febrero de 2011

No se puede confiar en alguien que cree que estás loca

Sr. Denim, soy la doctora Keller. Le llamo del centro piquiátrico The Black Hills, me gustaría concertar una cita con usted lo más pronto posible, es sobre...

Mi madre. Sí, mi madre. Sólo habían pasado ocho meses y yo seguía en esta puta pesadilla de la que no despertaría jamás. Cada noche me despertaba empapado en sudor frío, entre lágrimas y estremecimientos punzantes. Hay que ver lo poco que cuesta que algo te cambie la vida radicalmente.

Todo comenzó con la desaparición de mi hermana pequeña. Claudia. Esa niña bonita de ojos azules y brillantes y pelo dorado como el sol. Mi madre la llamaba la luz de su vida, yo no me sentía ofendido porque tambien era la luz de la mía.

Claudia era buena, dulce, generosa, a veces creía que no era humana porque no era capaz de encontrarle defectos, ni yo ni cualquiera. Muchas la envidiaban. Muchos la querían. Y Claudia se paseaba por la vida sonriendo, sin una pizca de maldad en su interior.
Por eso cuando desapareció todo mi universo se sumió en oscuridad. En una oscuridad tan absoluta que todo se volvió gris, todo perdió color; la tierra, el cielo y yo. Pero mi madre fue como si se apagara de repente.

Mi tío se hizo cargo de las riendas que no podíamos coger ni mi madre ni yo, organizó todas esas manifestaciones, habló con los medios, creó páginas y grupos en redes sociales, empezó a remover cielo y tierra, pero sin noticias de Claudia. Su secuestro conmocionó al país durante la semana que duró la noticia y hasta que encontraron otra cosa de la que hablar, pero a nosotros nos dolía su pérdida como si millones de agujas nos atravesasen cada hora, cada minuto.

Y por eso, cuando un mes después encontraron su cuerpo sin vida alguna en la salida de una autopista a cientos de millas de nuestro casa, no pude hacer nada más que subir. Ya había tocado fondo, sólo podía ir hacia arriba. Había pasado la pesadilla de la incertidumbre, estaba muerta. No soñaría cada noche con sus torturas o cualquier otra aterradora imagen que una mente atormentada por la pena puede crear. Estaba en casa y la lloraría siempre, pero tenía que salir a flote.

Mi madre había decidido hace mucho dejarse llevar hasta un lugar donde no existía la cordura, veía a Claudia en cada esquina, hablaba con ella, peinaba su sedosa melena y no hacía más que cocinar su comida favorita. Unas semanas después del entierro de Claudia la situación era insostenible cuando me amenazó con un cuchillo al decirle que Claudia no volvería jamás. Fue entonces cuando decidí ingresarla

Gritaba mi nombre con la garganta desgarrada mientras unos enfermeros la empezaban a arrastrar hasta su celda habitación.
- Mamá, por favor, relájate. Aquí vas a estar bien, van a ayudarte a superar lo de...

- ¡No pronuncies su nombre! ¡No lo pronuncies!- terminó sollozando, cayendo como una muñeca rota entre los brazos de los enfermeros. 

Yo me acerqué a ella y le retiré el pelo de la cara secandole las lágrimas con la palma de la mano.

- Todo va a salir bien, mamá. Confía en mí.

Sus ojos vacíos de brillo, vida y esperanza sostuvieron los míos durante un instante eterno.

- No se puede confiar en alguien que cree que estás loca.




He decidido empezar a utilizar mi antigua cuenta de Deviant art
Aún es bastante pobre pero  aqui os dejo el link
Si alguna tenéis cuenta decirmelo y nos vemos por allí ;)

7 comentarios:

  1. >.< Me encanta! Además, es un tema que ésta ahora a la orden del día, todos los días, todo el mundo escucha/ve/lee algo en las noticias sobre jovenzuelas desaparecidas/secuestradas/asesinadas, y en cuanto vemos que se nos enfría el filete se acabó nuestra consternación... TT

    En fin, es muuuuuuy bueno! :) (KK.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, la chica de la primera foto se me da un aire enorme a Ginny Weasly pero en rubia xDDD

    ResponderEliminar
  3. Siii, precisamente pensé en escribir este relaro porque la noche antes, despues de El barco pusieron un documental en antena 3 sobre Marta del Castillo...

    Y yo tambien pense en Ginny en rubia cuando vi la foto jajajaja
    Gracias por comentar Bazofiii! (L)

    ResponderEliminar
  4. Puede que este loca, pero te contare un secreto... las mejores personas lo estan... :)

    ResponderEliminar
  5. *.* He adorado tu comentariooo! Alicia!! jajajaja
    Un besazo Lucy!

    ResponderEliminar
  6. Jo que pena :S Pero está genial, en serio =D

    ResponderEliminar

Entradas Relacionadas

Puede que esto también te interese