Páginas

martes, 31 de mayo de 2011

When you look back, everything is different

- Qué absurdo ¿verdad? ¿Por qué todo el mundo está empeñado en que después de la graduación ya nada será igual que antes?

- Supongo que si lo dicen todos es que será cierto.

- Pues yo no creo eso. Creo que lo que ocurre es que los adultos son unos amargados que se empeñan en complicar las cosas. Crecer es un asco.

Sally no respondió ante eso. La suave brisa costera les bañaba el rostro y hacía ondear sus largas melenas, hace dos años que hicieron la absurda promesa de que se dejarían el pelo crecer y crecer, que no se lo cortarían ninguna de las dos, ni siquiera cuando se enfadasen, al fin y al cabo siempre volvían a ser amigas. Sally y Hanna. Hanna y Sally. Amigas desde siempre, amigas para siempre.

- ¿Acaso tú tienes una explicación de cómo unas personas que han compartido tantos años de su vida de pronto se gradúan, van a la universidad y dejan de ser amigas? Es científicamente imposible. Cambian los profesores, el lugar de estudio, los compañeros de clase, pero no cambian los sentimientos. Y si eres mi mejor amiga ahora, lo serás también dentro de unos meses cuando esté sentada en alguna aburrida clase en la facultad.- Hanna estaba empeñada en que su hermana mayor le había dicho que el año que viene apenas se vería con Sally para fastidiarla. Porque eso es lo que hacen las hermanas mayores; fastidiar.

- Dicen que el roce hace el cariño ¿no?

Sally siempre había sido la cauta, la que se paraba a pensar. Y cuando Hanna le había empezado a contar aquella la discusión que había tenido con su hermana y lo que le había dicho sobre que se distanciarían, Sally se dio cuenta de que ella ya lo llevaba pensando desde hace semanas, cuando empezaron a otear en el horizonte los exámenes finales.

- Pero una vez que el cariño está hecho ¿quién necesita el roce?- Hanna siempre conseguía siempre sacar argumentos de cualquier sitio.

- En serio, Hanna, cuando la misma chica con la que compartas gustos, con la que odies las mismas cosas, la que se siente día tras día a tu lado en clase, con la que hagas los trabajos que os manden... esa será tu nueva mejor amiga, porque tú estarás ocupada y yo también y apenas nos veremos, seguiremos hablando, por supuesto, no vamos a tirar todos estos años a la basura, pero asume que no será como ahora. No nos sentaremos en la playa cuando empiece a hacer el calor suficiente como para llevar pantalones cortos, no estaremos colgadas del teléfono todas las tardes, será más difícil quedar para ir de compras o al cine...

La voz de Sally se apaga poco a poco y Hanna la mira con atención en busca de cualquier señal que la indique si va a ponerse a llorar. No encuentra ese temblor en el labio, antecedente de chubasco incontrolado. Sally permanece seria, y casi un poco distante.

- Que no, joder. Me niego siquiera a imaginarlo. Tendremos buenas amigas en la facultad, pero tú y yo.- Hanna le pasa el brazo por los hombros a su amiga.- Tú y yo seguiremos tan unidas como lo estamos ahora. No creas que te vas a librar de mi tan fácilmente.



Sally no dijo nada, era inútil, ella sabía que todo cambiaría.
Todos lo sabían.
Pero Hanna ni siquiera intuía que después de aquel verano ya nada sería igual.

lunes, 16 de mayo de 2011

Más niña y más mujer que nunca

- He estado pensando.- dije después de dar una calada a mi cigarrillo.

- Nunca me gusta el tono que pones cuando dices "he estado pensando" porque después nunca dices nada que quiera oír.- Te levantaste, te pusiste tu ropa interior y mi camisa y te escapaste a la cocina.

Yo suspiré pesadamente, pensando que tenías razón, que no te iba a gustar lo que iba a decir. Cuando volviste mordiendo una magdalena, con tu pelo recogido en un moño desecho, y las mejillas aun acaloradas, me pareciste más niña y más mujer que nunca. Mi corazón dio un vuelco cuando se sentaste en el borde de la cama, junto a mi y me ofreciste un bocado de la magdalena que se te había antojado después de revolcarnos entre las sábanas.

- Ali, esto no está bien.- solté, porque si no lo soltaba reventaba.

Bufaste como una niña pequeña, y te cruzaste de piernas y de brazos sobre la cama, la magdalena a medio cayó al suelo y mentalmente me apunté limpiar las migas y recogerla después, cuando te hubieras ido.

- ¿Otra vez con ésas? Pareces un disco viejo y rayado.

- Precisamente. Soy un disco viejo, un VHS cascado y tú eres lo último en tecnología. No podemos estar juntos.

- Tampoco me gusta cuando empiezas a soltar metáforas, pareces un escritor amargado.

Yo sonreí, apagando mi cigarrillo en el cenicero que había en la mesilla, junto a la cama.

- Soy un  escritor amargado.

- No, eres un gran abogado y un escritor frustrado con mala suerte. No es lo mismo.- te acercaste un poco más a mi, agarrando mi mano con fuerza.- ¿Por qué te empeñas en complicarlo todo?

- Porque tienes diecisiete años, eres una cría que debería ligar con chavales de su edad.- te miré con ojos cansados y tú hiciste un mohín, como para recalcar mis palabras.

- Los chavales de mi edad me aburren, solo saben hablar de fútbol, de cuántas tías se han tirado, de cuantas se tirarán el próximo fin de semana y de qué van a comprar para el próximo botellón.

- Generalizas.

- Tú también.- terminaste sentándote a horcajadas sobre mis piernas, tapadas por la suave sábana blanca, acariciándome la nuca y haciendo que el calor se extendiese por mi cuerpo. Ese calor que solo tú eras capaz de producir en mí.- Si no me quisieras aquí te habrías negado a esto desde un principio, Carlos. Te habrías conformado con tu monótona y perfecta vida, con tu mujercita y tus noches de sexo rutinario en busca de un par de hijos. Lo supiste en cuanto me miraste a los ojos. Supiste que me necesitabas. Y que yo te necesitaba a ti.

A veces era tan buena... y otras tan absurdamente mala que seguía sorprendiéndome tu picardía, tu inteligencia y tu modo de soltar las cosas que sonrojarían a cualquier otro.
Y lo peor de todo es que tenías razón, que yo no soportaría una vida sin ti ahora que te había conocido, que te había probado.
Me hacías vivir, el miedo a ser descubiertos me hacía vibrar y disfrutar de cada segundo que pasaba junto a ti, escondidos, de tus padres, de mi mujer, de todo el mundo que ignoraba lo felices que éramos en nuestro pequeño paraíso, sin normas, ni valores, ni apariencias, solo tú y yo.

Sabías que habías ganado la batalla y probablemente la guerra, sonreíste y me diste un mordisquito en el hombro, juguetona, y yo me dejé hacer, estrechándote entre mis brazos, salvando los quince años que nos separaban en un gesto. Nos besamos, lentamente, saboreandonos, disfrutando de los últimos minutos juntos; pronto tendrías que irte a casa, fingiendo haber ido a clases de piano, con cara de inocente comentándoles a tus padres lo mucho que te encantaba tocar, ellos pensarían en el piano, pero tú pensarías en otra cosa. Y yo recogería y ordenaría la escena del crimen, para no dejar ni una prueba de nuestro fugaz y apasionado encuentro y le prepararía la cena a mi mujer, quizá para sentirme menos rastrero y menos sucio aunque nuestro matrimonio estaba muerto desde antes de conocerte.

- Me llevarás al infierno, Alicia.- susurré separándome levemente de ti pero rozando tu nariz con la mía.

- Te llevaré adonde quieras ir.

miércoles, 11 de mayo de 2011

I have so much to say but you're so far away...

Poco queda por decir un día como hoy en el que todos te hemos tenido presente en cada minuto, en cada comentario, imagen o replay del videoclip que te han dedicado en cuerpo y alma.

Hoy solo ha habido una cosa que me ha salvado de la histeria, a pesar de que he tenido un día de perros universitariamente hablando, gracias, una vez más, a ese grupo que siempre tengo presente, el día no ha sido tan horrible.

La espera ha merecido la pena, sin duda. Avenged Sevenfold ha sacado hoy el videoclip de So Far Away, en el que queda plasmado un señor homenaje a su batería, su amigo y sobretodo su hermano, que hace un año y unos meses nos dejó.
So Far Away es solo un pequeño hasta luego que Matt, Brian, Zacky y Johnny han querido enviarle, con la promesa de que volverán a verse.
















Rest in PeaceJimmy "The Rev" Sullivan. FoREVer in our hearts




lunes, 9 de mayo de 2011

(Compras) Expomanga

Pues aqui estoy de nuevo, con una entrada de compras bajo el brazo (para que luego me vaya quejando de mi escasa economia...) pero bueno la ocasión, lo merecía y tampoco compré tanto así que...


Libro Delirium, de Lauren Oliver: Esto no fue una compra de Expomanga, sino un regalo de cumpleaños que me llegó a ultima hora y que vino acompañado de una preciosa tarjeta. ¡No tuve palabras! Me encantó y ahora que estoy en plena lectura de Si no despierto, otro libro de esta autora, tengo unas ganas impresionantes de empezarlo :)
¡Muchisimas gracias, pedorras!





Los tomos 5 y 7 del Manga Gemelas Milagrosas, de Nami Akimoto; tampoco es una compra sino los mangas que te regalaban con la entrada, aun no les he echado un vistazo, la verdad, aunque el titulo me inspira desconfianza y siento que va a ser demasiado moñas para mi gusto.





Y vamos ya con las compras de verdad de la expo; Chapita friki de FFFFFUUUU. Cuando vi las que vendían no pude resistir a comprarme una.
Soy una friki de páginas como Cuanto Cabrón, Cuanta Razón, Desmotivaciones... y cosas como Forever Alone, FFFFUUUU, Feel like a Sir, Troll Face, Are you fucking kidding me?, Challenge Accepted, Feel like a Ninja, Fuck Yeah, etc estan diariamente saliendo de mi boca.
Y ahí la he colocado, en mi estuche, junto a la chapa que me regaló mi hermana el año pasado de una bolita de arroz y el pin que me regalo Nora de Los Juegos del Hambre.





Mochila de Pesadilla Antes de Navidad; me encanta esta película y me encanta su protagonista, siempre que veo algo suyo me enamoro al instante y no podía ser menos con esta mochila. La otra que tengo de este estilo está ya un poco vieja y ademas no tiene dibujo alguno excepto por la marca deportiva, me la compre hace dos años en Londres cuando pensé que mi hombro se rompería de llevar el bolso a todos los sitios y lleno de cosas, vi en ella la salvación, el peso se repartió a los dos hombros y pude visitar la ciudad con una gran sonrisa.




Púa de Bullet for my Valentine, otro de mis grupos favoritos, hacia tiempo que buscaba una chapa o una púa para colgármela al cuello y ayer por fin lo encontré ^^




Y para terminar ¡La compra del día! Nueva camiseta de Avenged Sevenfold para mi pequeño pero precioso arsenal. A pesar de que estuve un buen rato dudando y pensando en comprarme otra, me decanté por esta, por el color llamativo y bueno, sencillamente estoy enamorada de ella.

Y hasta, la entrada de compras, bueno aparte de esto, me compré ramen para comer, delicioso y calentito por el que tuvimos que tragarnos otra hora de cola, por si la que habíamos esperado para entrar a Expomanga no hubiera sido suficiente... -.-
Dudo mucho que vuelva a hacer una entrada de este tipo hasta dentro de bastante, mi hucha ha quedado temblando después del saqueo.

jueves, 5 de mayo de 2011

Welcome to the family (últimas adquisiciones)

Bueno, de nuevo aqui la que lleva el blog hablando de sus cosas, de su vida y lo último que ha ido llegando a su casa durante las últimas semanas.
Y a pesar de que una vez que he hecho la foto he recordado que había cosas que no he puesto, me siento vaga, y no voy a volver a preparar todo (la foto la hice anoche) y hacerle otra foto. Si, estoy en época de exámenes y cualquier cosa que pueda omitir, la omito. Estoy hibernando, por decirlo de alguna manera, guardando toda la energía posible que puede que necesite dentro de unos cuantos días.

Bien, como siempre, la foto de rigor.


Bueno, primero vamos con unas compras que hice hace tiempo:

1. Sudadera: Blanca, finita, sin capucha de New York como tema principal, vamos que me enamoré de ella en el mismo instante en que la vi. Llevaba tiempo queriendo una sudadera de este tipo, pero casi todas las que veia eran de Daisy, de Minnie y además las llevaba TODO EL MUNDO y si hay algo que no me gusta demasiado es llevar la misma ropa que lleva toda la marabunta de gente llevada por la moda.

2. Camisa de cuadros: Para quien no lo sepa, ME ENCANTAN LAS CAMISAS DE CUADROS tengo de momento cuatro diferentes, pero el número ira creciendo conforme crezca el peso de mi hucha. Tiempo al tiempo. Esta es muy primaveral, de manga corta y me encanta llevarla sin abrochar y con una camiseta de tirantes blanca debajo, queda tan veraniego... (¡Que ganas de que llegue el verano, por Dios!)

3. Shorts: O como se conocen de toda la vida: Pantalones cortos. Y punto. Normales, vaqueros, tono claro, y altura razonable, no como algunos que se puede llegar a ver por la calle en cuanto el sol asoma un poco, hay gente que de verdad está orgullosa de sus nalgas y las va paseando y enseñando a todo el que tenga la... (¿desgracia? ¿fortuna?) de encontrarse detrás ¿En serio no se dan cuenta de que van enseñando medio culo?
Y al menos ahora empieza a hacer calor, que cuando veia semejantes pantalones cortos en invierno, por mucha media que lleven en Guadalajara hace un frío de coj**, prefiero llevar leggins debajo de los pantalones largos, a modo de segunda piel, a ir divina de la muerte a 3ºC. Llamadme friolera si queréis.


Vale, ahora vamos con los regalos recibidos exactamente en el día de ayer. Aqui una, que ha pasado el umbral de los 20 en plena semana de exposiciones en la universidad, aunque el día fue perfecto, a pesar de que empezase como (burdamente dicho) el culo:

4. Botas Militares: Llevaba detras de este tipo de botas todo el santo invierno, en cuanto empezaron a inundar las tiendas me enamoré de ellas, pero el poco dinero que acumulaba me lo gastaba en libros, en el cine, en salidas... nunca llegaba a recaudar suficiente como para comprarmelas, y cuando estaba casi decidida, a principios de abril, me costaran lo que me costasen, mi madre me lo prohibió ¿Para qué te vas a gastar el dinero a estas alturas en unas botas? ¡Si ya llega el calor! Blablabla... Así que frustró mi intento. Ahora imaginaros mi cara anoche, cuando me dieron un paquete cuadrado, cuando lo abri, y vi esas maravillosas y geniales botas negras de estilo militar dentro. No voy a decir que me puse a saltar sobre la mesa, pero me faltó poco. ¿adivináis ahora por qué mi madre no me dejó comprármelas? ¬¬

5. Cascos: En la anterior entrada de este tipo que hice en el blog mencioné que me había comprado unos cascos de música, que me salieron tirados de precio y por tanto, siendo sincera, de calidad. Tardé una semana en volver a los clásicos auriculares. De nuevo, imaginaros mi cara cuando abrí el regalo y los vi, sencillos, negros, perfectos. Ya los he probado (hay demasiado camino y transporte público desde mi casa hasta la uni) y son la leche, se escucha.... ¡Dios como se escuchan! Sonido envolvente, cada nota, cada susurro de los cantantes (dejando salir mi vena obsesivo-compulsiva de Avenger; ¡Hay que ver como se escuchan los gritos de Shadows, las guitarras de Zacky ySyn, la batería de nuestro Jimmy e incluso el bajo de Johnny *-*)

6. Último álbum de Avenged Sevenfold, Nightmare: Bueno, esto ya fue el colofón. Mis padres ya me habían dado mis dos tres regalos (se me ha olvidado tanto como fotografiar como poner un numerito en honor a un soporte para mi portátil con ventiladores para la base) mucho más de lo que me esperaba, ya que encima ninguno de los tres regalos habrá sido barato. Asi que cuando apareció mi hermana pequeña con una cajita pequeña envuelta, se me paró el corazón y al instante supe lo que era. Sin abrir siquiera el regalo me lancé a abrazarla y dar gritos, desde luego algo que no debería hacer una moza de veinte años.
Exacto, mi hermanita me había comprado el último álbum de mi grupo favorito (que estoy escuchando - y cantando- en este mismo momento) No me lo esperaba para nada, así que por eso me hizo el doble de ilusión.
Ya estoy pensando cuando mi madre me deje el coche este viernes para ir a la uni, lo muchísimo que me voy a motivar.


Y por último, ¿veis esos numeritos sueltos? Lo que os comentaba al principio, más cositas que por un motivo u otro no están en la foto:

7. Libro, Apocalipsis Z, Manel Loureiro: Me lo compré el primer día de vacaciones de Semana Santa dando un vueltecilla por la Fnac, pensando en qué llevarme a casa, ojeando la sección de juvenil, pero sin querer realmente gastarme el dinero en ninguno, quería algo diferente, algo de lo que no hubiera visto reseña alguna por la blogosfera, y hallé mis respuesta en la sección de terror/policiaca: ZOMBIS. Adoro los zombis, me encanta cualquier serie, película, videojuego en los que salgan zombis, es un tema que me apasiona, me da mucho miedo, pero me apasiona. Y encima cuando vi este libro, de autor español, cuya acción ocurre en nuestro país no lo dudé ni un instante. Me faltan 50 páginas para terminarlo y llevo tres días sin tocarlo porque no quiero acabármelo (me suele pasar mucho con las novelas que me encantan, cuando llego a las ultimas páginas voy sumamente lenta y evito leer para que no se acabe tan pronto)
La reseña la colgaré en Reflejos de Papel en cuanto lo acabe. Ya escribí por allí que me está EN-CAN-TAN-DO.

8. Momento Sorpresa:
Primera Parte:
23.57, dos de Mayo, en mi casa. Comentando en twitter, a punto de irme a dormir. Din don. ¿Quien demonios llama al timbre a casi las doce de la noche? Bajé corriendo y allí estaba, con chanclas de playa, pantalón de chándal, camiseta crepuscular y moño plantado. Nora. Felicitandome a las 00.00 Sorpendiendome una vez más. Otra de tantas. Fue genial verla allí plantada, divagando como siempre, contandome su vida en apenas media hora. Increíble. Para luego encima encontrarme con la entrada que ha subido al blog que llevamos juntas (Reflejos de Papel) ¡Lo que me he podido reír! ¡Maldita Nora!
Muchísimas gracias, gordaca.

Segunda Parte:
Ayer llegué a las 18.30 de la universidad (yupiiii U___u) y cual fue mi sorpresa que al subir a mi habitación me encuentro con mi puerta cerrada, cuando yo JAMÁS la cierro. Además de un par de carteles que no estaban ahí antes.
Asi que a pesar de que me olía algo raro cuando empecé a abrir la puerta, me encantó (y sorprendió) ver a muchos de mis amigos allí metiditos, gritando sorpresa y cantandome todas las canciones habidas y por haber referentes a cumpleaños (con lo que odio que me canten cumpleaños feliz por que nunca se que hacer mientras siento que todo el mundo me está mirando jajajajaja) Habían colgado fotos nuestras por todos mis muebles y paredes, post-it con mensajes...
Fue increible. De verdad. Si léeis esto, muchísimas gracias, chicos.


9. Regalo (VOL. I)de Personita Especial: Totalmente casero. Totalmente increíble.
Personita Especial me hizo un video imitando a alguien a quién admiro muchísimo. Personita Especial no quiere que ese video salga del ambito personal, pero me dedicó la siguiente foto:


Decir que ver a Personita Especial disfrazada de ÉL, cortandose el cuello de una camiseta, pintandose el cuerpo, fabricando su propia guitarra y después grabarse imitándole es... uno de los mejores regalos que he recibido a lo largo de mi vida. De verdad. No me canso de ver ese video. Muchísimas Gracias, Personita :)

10. Regalo (VOL. II) de Personita Especial: Por si disfrazarse de Synyster Gates no fuera suficiente, Personita Especial, es que escribe demasiado bien como para ser mortal (en su blog lo podéis comprobar), decidió hacerme un relato de unas veinte páginas donde ambas (acompañadas de mi hermana) hacemos el viaje de nuestra vida y conocemos a los hombres perfectos (¿Adivinais quiénes?). Increíble. Si el video era uno de los mejores regalos de mi vida, imaginaros éste. Con dedicatoria, con momentos de nuestra vida, escrito de una manera que ha sabido llegar a mi patata totalmente. De nuevo, Muchísimas Gracias por haber creado esa historia.

Y hasta aqui mis últimas andaduras.
Próximo destino inmediato: Expomanga, sábado 7 de Mayo :)

domingo, 1 de mayo de 2011

Cada día cuenta

- Verá, señora, en la actualidad mi dirección es el Titanic. Cuando desembarque estaré en manos de Dios.


- ¿Y con qué medios cuenta para sus largos viajes?


- Trabajo para ir de un lado a otro. Utilizo cualquier medio para viajar. Gané mi pasaje para el Titanic con una mano afortunada al poker. Tuve mucha suerte.


- ¿Le parece atractiva esa clase de existencia desarraigada?


- Verá, siempre llevo cuanto necesito: aire en mis pulmones y unas cuantas hojas de papel en blanco. Me encanta despertarme por la mañana sin saber qué me deparará el futuro, a quién conoceré o dónde me llevará la vida. Hace unas noches dormía bajo un puente y ahora estoy aquí, en el buque más grande del mundo bebiendo champán con personas distinguidas. Creo firmemente que la vida es un regalo y no pienso desperdiciarla. Nunca se sabe qué cartas te repartirá la próxima vez. Aprendes a aceptar la vida tal como viene. Así, cada día cuenta.



Entradas Relacionadas

Puede que esto también te interese