Páginas

jueves, 15 de septiembre de 2011

Nueva temporada por estos lares

Después de toda la tarde trasteando y trajinando con el Photoshop y el Photoscape por fin puedo decir orgullosa que he cambiado la cabecera y el fondo del blog, uno veraniego por uno más otoñal, aunque se que la estación no ha llegado todavía, pero estoy intentando hacer un cambio en mi vida y en mi forma de ser y puede que suene a una tontería pero necesitaba cambiar también esto...

El fondo de la imagen de la cabecera he tenido que dejarlo así de desenfocado, parece que está hecho así aposta pero la realidad es que no, necesitaba dejarlo así para que no vierais el estropicio que he creado al intentar agrandar la imagen en la anchura, copiando y pegando siempre la misma parte... en fin, un caos. Pero el resultado me gusta bastante, aunque no descarto algún otro cambio de cara al blog en un par de meses... cuando tenga tiempo y ganas, por supuesto.
Así pues, ¿Qué os parece el cambio? ¿Preferís que me ponga de nuevo manos a la obra y vuelva a cambiarlo u os gusta éste? ¡Ah, y tambien he cambiado al favicon! (Creo que se llama así; la imagen que sale en la pestañita del navegador) y mi imagen de perfil :)

También quería aprovechar esta entrada escrita claramente para contar mi vida para deciros que voy a abrir una nueva sección; ya que la mayor parte de mi vida tiene Banda Sonora y la música es una pieza demasiado importante para mí, he decidido que intentaré hacer semanalmente; "Miércoles Musicales". En este momento no sé quién creó esta sección pero en cuanto lo averigüe pondré los créditos oportunos

Siempre y por los siglos de los
siglos amaré esta fotografía


Esta sección es de sobra conocida, pero por si acaso, hago las presentaciones. Lectores, en esta sección me dedicaré a poner videos o canciones que por algun motivo u otro... bueno, que me gustan, para qué andar con rodeos. Y el video que sea protagonista de la sección será el Video de la Semana (que So Far Away lleva siendo el video de la semana durante los ultimos 4 meses)




Y esta semana le toca a un grupo de Indie Rock (he descubierto este tipo de música hace muy poco y me arrepiento muchísimo) fundado un año después de que yo naciera, en el 1992. Unas amigas, que adoro y achucharía siempre que puediera, me hablaron de Nada Surf este verano, de Blankest Year concretamente. Y como me gustó bastante el tipo de música que hacían me dedicqué a indagar por YouTube (qué narices haría yo sin Youtube, madre mía) y encontré esta preciosidad de canción que os presento hoy. Consigue relajarme, ponerme triste y animarme al mismo tiempo. Te cuenta que amar siempre es mucho mejor que odiar y la música sencillamente es preciosa. Y yo, que estoy como estoy, no puedo evitar emocionarme cuando la escucho.

Si queréis ver la letra AQUI os dejo un enlace para que podáis desgañitaros como lo hago yo cuando canto.
Y a continuación os dejo el video de la susodicha.

Always Love




Y para terminar esta entrada vengo a presentaros a mi bolita peluda. El regalo de cumpleaños que le hicimos a mi madre el pasado Agosto, ya casi va a hacer un mes que vive con nosotros y creo que cada día la queremos más y más.
Y como una imagen vale mas que mil palabras... ¡os dejo dos!


Y no mucho más, ha sido una entrada un tanto extraña, me temo, pero tengo que empezar por organizar mi cabeza y después ya seré capaz de ordenar todo lo demás.

lunes, 12 de septiembre de 2011

9 de Septiembre del 2011

Es increíble como en un momento, lo que es una mañana normal y corriente, en familia, se convierte en el principio de una pesadilla.

Como veo a mi madre bajar las escaleras con una mano en la boca y el corazón roto y solo la puedo abrazar, incapaz de decir nada, porque en ese mismo momento mi corazón se empieza a romper para hacer compañía al suyo.

Un viaje en silencio, pensando en toda la tristeza que voy a encontrar al final del camino, todas las lágrimas que seguro voy a derramar en los próximos dos días, y probablemente en el resto del mes, hasta que el tiempo vaya cicatrizando y uniendo de nuevo, pero muy poco a poco, ese corazón que estuvo completo.

Y llega ese momento en el que empieza a pasar gente delante de mis narices, gente que ni conozco o que he visto un par de veces en mis veinte años de vida, dándome besos y abrazos, comentando que Es lo mejor porque ahora ella por fin podrá descansar, tanto ella como tu madre y tus tíos y yo solo tengo ganas de salir corriendo de allí. Intento convencerme de que tienen razón pero las ganas de volver a verte son demasiado grandes.
En un instante, me pasan por la mente todas esas veces que he visto a mi madre llorar, todas esas veces que he ido a visitarte, sonriendo, aguantando las ganas de derrumbarme cuando solo me mirabas con tristeza, porque eras incapaz de decirme nada, porque tu enfermedad te había paralizado las cuerdas vocales, porque no podías ni mantenerte erguida en una silla, porque solo eras capaz de apretarme la mano con mucha fuerza intentando decirme que me estabas escuchando todo lo que yo te contaba con la voz quebrada. Todos esos viajes de vuelta a casa, durmiéndome entre lágrimas, pensando que eras consciente de todo lo que pasa a tu alrededor, que a lo mejor querías agua pero no eras siquiera capaz de decirlo. Ha tenido que ser horrible para ti, no poder comunicarte con nadie, no poder ir a donde querías... algo que yo no podía ni imaginar cuando hace unos años te quedabas parada en mitad del pasillo de tu casa porque tus piernas no respondían. Parkinson dijeron, un tipo de parkinson que no hace que tengas movimientos descontrolados e involuntarios sino uno que te iba paralizando poco a poco. Ha sido horrible ver como te has ido marchitando, para mí pero sobretodo para mi madre. Ya no sabía por quién sentirme más triste, si por ti o por ella...

Ahora te has ido para siempre, lo has hecho sin hacer ruido, ni molestar a nadie, tu cuerpo no ha podido más o simplemente tú te has cansado de seguir luchando. Y nos hemos reunido todos, llorando, pero todos, para decirte adiós y para convencernos de una vez que ahora estás mejor, que ahora descansas por fin, que estás junto al abuelo y que cuidarás de nosotros, como has hecho siempre, desde allí arriba.
Te quiero


Entradas Relacionadas

Puede que esto también te interese