Páginas

domingo, 27 de enero de 2013

Yo Lectora (I): "Todas las chicas besan con los ojos cerrados"

¡Muy buenas tardes a todo aquel que siga visitando este blog  con más a menos frecuencia! No como yo, que no me he pasado con más o menos, simplemente NO me he pasado. Frecuencia cero. Ninguna. Nada de nada. Totalmente abandonado desde Noviembre, cuando dije que  dentro de poco regresaría por estos lares. Mis circunstancias cambiaron de la noche a la mañana, y me fue absolutamente imposible, no tenía ni tiempo, ni ganas.

Pero eso es otra historia de la que os hablaré próximamente  Sí, PRÓXIMAMENTE  porque mis circunstancias y yo hemos vuelto a cambiar y a mi ausencia por el blog le quedan dos telediarios (para ser más exactos, siete).

Y quería inaugurar mi vuelta con sección. Los que me conocéis de antes sabréis que yo tenía otro blog. Blog que sigue permaneciendo a la deriva por la blogosfera para los nostálgicos. Ese blog era principalmente de reseñas literarias, o al menos esa era la idea que teníamos en su origen Nora y yo, sus orgullosas madres, aunque la cosa acabó derivando muchísimo. Pues bien, he querido rescatar esa parte del blog y trasladarlo a mi pequeño espacio.

Así, abro sección nueva "Yo Lectora".

E inauguramos la sección con el libro que me regaló Persona Especial estas Navidades, con alguna que otra pista de por medio.

"Todas las chicas besan con los ojos cerrados"   
Cuando Álex conoce a Natalia su vida da un giro radical. No es que Álex crea demasiado en parejas ideales y medias naranjas, pero está harto de rollos esporádicos, ahora lo que de verdad necesita es encontrar a una chica All-Star; enamorarse, enamorarla, llenar con ella un piso de muebles Ikea, sentar cabeza pero... ¿será tan sencillo? Porque Álex recordará que el mundo está lleno de otras chicas, y se sentirá viejo, y tal vez caiga rendido ante los encantos de otras chicas, o tal vez lo envíe todo al garete y viaje hasta Tokio hecho un lío...
Crisis de identidad o de edad, síndrome de Peter Pan... Hay varios nombres, pero el caso es que la mayoría de las personas experimentan ese miedo a hacerse mayor, el miedo a cada vez más responsabilidades a tus espaldas, de sentar la cabeza... De eso va esta historia contada desde la perspectiva de Álex Noè, un joven barcelonés, treintañero, montador de cine, soltero, con un precioso pastor alemán algo salido llamado Chewie como fiel compañero y un mejor amigo simpático (de esos que no se comen una rosca). Además Álex tiene un cierto nivel de experiencia en las relaciones con las mujeres (aunque aun le queden unas cuantas fantasías por cumplir).

La historia se centrará en un principio en cómo se desarrolla la relación Álex- Natalia, sus altos y sus bajos, las cosas buenas y malas de todos los momentos vividos por una pareja, todo ello contado desde el punto de vista de Álex en el 90% del libro, punto, a mi parecer que le da un gran atractivo a la lectura, observar cómo piensan los hombres (al menos una gran mayoría) respecto a las relaciones, chicas, sexo, soledad...

La lectura es amena, y la historia fresca aunque no deje de ser un "chico conoce chica", supongo que será por la perspectiva masculina y la alta rapidez narrativa con la que cuenta la historia, relatando diversas historias, deteniéndose en ciertos detalles pero continuando con un ritmo rápido que hace que la lectura sea muy dinámica. Esto, sumado al vocabulario actual, realista, con las expresiones, es uso de las redes sociales para mantener el contacto o ligar y un personaje carismático como es Álex hacen una mezcla muy explosiva que si bien me costó arrancar en un principio (quizá haya sido porque mis anteriores tres lecturas han sido sobre un Apocalipsis Zombie contado con un ritmo, diría "generalizado" en las novelas, es decir, hoy hago esto, a la mañana siguiente me pasó tal y ha pasado una semana desde, capítulos enteros casi a tiempo real en los que la acción va sucediéndose poco a poco -no sé si me he explicado-) después la devoré con hambre canina.

El amplio abanico de personajes, más o menos creíbles, van pasando por la trama de forma fortuita, sin que sobre o falte ninguno. Por su parte, el papel de Álex es de un treintañero que no quiere crecer, ni sentar la cabeza y con una idea en mente "¿Y si la que tengo no es la correcta? ¿Y si hay algo mejor que lo que tengo?" o lo que es lo mismo; inseguridades y el ansiar lo que no se tiene sin valorar lo que se tiene.

Lo mejor: Álex, el realismo de su personaje, sus comeduras de cabeza, las numerosas referencias frikis, la forma de hablar del sexo como uno de los principales mecanismos de nuestra vida y que Enric Pardo, el autor, te cuente el final de las historias de muchos de los personajes que pasan por la vida del protagonista.

Lo peor: Para mí, la rapidez con la que suceden las cosas al principio de la novela, sin apenas darte tiempo a centrarte y preguntándote constantemente cuanto tiempo ha pasado desde una acción y otra.

Veredicto: Muy, muy, muy  recomendable. <<Eso está claro, eso es así.>>


3 comentarios:

  1. En realidad te quedan 21 telediarios, el de por la mañana, el de mediodía y el de la noche... 7x3=21. #Estudiarmeafecta #AJAAAAAAAAAAAAAAMS.

    ResponderEliminar
  2. Bienvenida de nuevo ^^ pues me llama la atención el libro, me interesa sobre todo los temas que se tratan tan reales, buena reseña ^^

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
  3. Wiiiiiiii, justo lo acabe hace un par de días como bien sabes.

    Me gusto mucho y eso que al principio Natalia no era mucho de mi agrado, luego odié un poquito a Alex y al final me encantaron los dos :)

    ResponderEliminar

Entradas Relacionadas

Puede que esto también te interese