Páginas

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Inseguridad

Ese ¿lo estoy haciendo bien? que nos come a todos por dentro de vez en cuando.
Ese ¿qué haré si esto no sale? ¿qué voy a hacer después?
En los últimos años  meses estas preguntas y otras muy similares me asaltan cuando menos me lo espero y me provocan una ansiedad que sólo logro tapar obligándome a pensar en otra cosa y así  retrasar el momento de buscar respuestas a esas preguntas.
Soy joven, tengo 24 años (los 25 están demasiado cerca y eso hace que la ansiedad se agrande inexorablemente) y siendo totalmente sincera conmigo aún no he decidido qué quiero hacer con mi vida a qué me quiero dedicar en un futuro. Qué quiero hacer para ganarme un sueldo y poder independizarme y todas esas cosas que ves que hacen las personas mayores que tú.
Ése es el primer paso ¿no? Saberlo, tenerlo claro y a partir de ahí, ir a por ello, y por tanto ahí está mi mayor problema, que no lo sé. Que tengo dos opciones en mi camino y no soy capaz de elegir una. Que unos días me levanto con una cosa en la cabeza y otros con todo lo contrario. Y cuando piensas que estás en el camino correcto, que vales para una cosa no dejan de asaltarte las dudas y no dejas de preguntarte ese ¿lo estoy haciendo bien? Y vuelta a empezar.
Dentro de unos pocos meses se acabará el contrato por el que estos días puedo eludir mis inseguridad pensando "ahora no tienes que preocuparte por esto, ahora tienes trabajo, te gusta lo que haces, el final de esto aún queda lejos" y no hay día en el que no me entre vértigo y me hunda durante un ratito o dos... Soy indecisa, soy insegura.


No hago más que pensar en todas esas personas que sigo por las redes sociales y que han logrado sacar su negocio de la nada y sé que su vida no es Pinterest y que no todo es tan bonito, alegre, genial, fantástico y divertido como muestran todos sus Instagram pero noto que al ver todo eso, en vez de salir reforzada pensando que todo el mundo puede si quiere, mi inseguridad se hace un poquito más grande.

Y sé que para empezar esta entrada está mal planteada porque cualquier blogger creador de contenido lo que haría es dar una serie de pautas para tranquilizarte, ya sabes, el carpe diem, el no sirve de nada preocuparse ahora, el para, respira y ponte a valorar objetivamente las opciones... todo eso yo me lo he pasado por el forro, por lo que esta entrada en realidad no os aporta nada, pero creo que todos nos hemos sentido así alguna vez.

En fin, hoy ha sido día de sentirse una pequeña, ya tendré otros para ser optimista y echarme un bailoteo feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Entradas Relacionadas

Puede que esto también te interese